15/11/2017

EL VUELO DEL ÁNGEL Arte Poética en la obra de Berónica Palacios Rojas

Federico Corral Vallejo

A lo largo del tiempo, la palabra ha sido, es y será la substancia poética de la literatura. En la historia de la lírica mexicana, diversos autores han considerado necesario situar un encuentro directo entre lector y poema, la herramienta primordial para que este suceso se lleve a cabo; es la sensibilidad, ésta a su vez se traduce a la emoción inicial del sentimiento por medio del poema. Al respecto José Gorostiza acota que: “La substancia poética, según esta mi fantasía, que derivo tal vez de nociones teológicas aprendidas en la temprana juventud, sería omnipresente, y podría encontrarse en cualquier rincón del tiempo y del espacio, porque se halla más bien oculta que manifiesta en el objeto que habita. La reconocemos por la emoción singular que su descubrimiento produce y que señala, como… la conjunción de poeta y poesía.” [1]

El sentir del poeta, va más allá de una fantasía teológica, temprana, omnipresente y palpable; si bien el encuentro del poeta con la musa, inspiración o numen, se da a cada paso, en cada momento y en cada respiro de su cotidianeidad; sin embargo, es por medio del sonido que la palabra se hace presente y se desprende del alma, de la piel y del corazón del poeta, asimismo busca un tiempo y un espacio dónde anidar. Es así como se da el encuentro del lector con el poema; y éste incluso puede ser, en el lugar menos previsto para que se lleve a cabo el contubernio entre poeta, poema, poesía y lector.

Esta introducción es el fenómeno con el que nos topamos al leer EL VUELO DEL ÁNGEL de Béronica Palacios Rojas, obra con la que se hace acreedora al Premio Nacional de Poesía Rogelio Treviño 2016, en esta su tercera emisión. Dicho poemario es sin duda el espíritu de esa arte poética donde la substancia rebasa la fantasía, donde la voz va más allá de las nociones teológicas pues cada verso de EL VUELO DEL ÁNGEL se hace omnipresente ya que en ellos podemos encontrar cualquier instante de tiempo y cualquier decibel del espacio, porque en los poemas que lo contienen, reconocemos la emoción singular que produce y que señala el arte poética antes delineada, en la que Béronica nace, muere y resucita, pues lo mismo puede ser un temor que una pasión:

…Temo al inicio de un poema,
a tropezar con las mismas palabras,
a no saber escuchar el reclamo del árbol.

Temo a la repetición generacional
de un padre fantasma,
a los deyabús que rodean mi estela
y a la caducidad de mi poesía.

Temo a los versos que en desfiladeros
mueren ante el primer parpadeo,
al golpeteo de las palabras …

Algo similar a esta reflexión que estamos tratando, ha dicho el poeta José Emilio Pacheco: “el poema se asfixia al salir del agua-madre de su lengua...” [2] y en el proceso de su adaptación respecto al tiempo y al espacio que el poema madura y empieza a respirar por sí solo, entrando al mundo que llamamos vida; ahí el poeta vive de su aliento poético, y el sentir individual de su palabra, la cual se convierte en círculo vicioso que culmina en la resurrección de la poesía... ésta vagabundea más allá del limbo y del silencio, incluso más allá de la muerte, pues el verdadero poeta, nunca muere, perdura en la construcción de sus versos, así nos lo hace constar EL VUELO DEL ÁNGEL, donde Palacios Rojas, insisto, desgrana y entrega su arte poética, pétalo a pétalo como quien deshoja una margarita, la poeta jalisciense nos entrega más de su arte en esta su “Necesidad poética”:

Tardé muchas lunas hiriendo la hoja
con versos que tocan
la primitiva luz de la palabra.

Al entretejer los versos
pensé en frases cursis / eróticas / contestatarias
—que hoy están de moda—
en frases llanas y sintagmas fijos
que asfixian al poema.

Debemos de tener en cuenta como dice la poeta chihuahuense Alicia Acosta: “La vida del poeta no muere, perdura en sus líneas, en la musicalidad de sus versos. Amar y vivir en la poesía es prolongarse a través del tiempo, en las páginas de un libro donde el espíritu del poeta, viste de gala las palabras. La vida del poeta no muere, está detrás de las frases de un poema, en la otra dimensión de las palabras…”[3] Y es ahí donde:

Nacen y re-suscitan frases /
metáforas que saltan de rama en rama
mientras el líquido canto
refresca las lenguas de fuego
que brotan del colorín.

Como podemos apreciar, la poética se hace reflexión en la teoría, sin embargo, la práctica de la misma, es emoción espectacular cuando la capacidad de asombro sigue viva ante la belleza del arte por el arte mismo. Vicente Huidobro nos hereda a manera de manifiesto su enseñanza sobre la arte poética y nos dice: “Que el verso sea como una llave que abra mil puertas. Una hoja cae; algo pasa volando; cuanto miren los ojos creado sea, y el alma del oyente quede temblando. Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra; el adjetivo, cuando no da vida, mata... Por qué cantáis la rosa, ¡oh, poetas!  hacedla florecer en el poema; sólo para nosotros viven  todas las cosas bajo el Sol. El poeta es un pequeño Dios.”4 Aún a sabiendas de las palabras Huidobrianas, Berónica dicta:

Me resisto…
a ofertar poemas inconclusos /
manuscritos
         cuarzos para toda dolencia.

Como podemos observar, todo sucede en el arte de la poesía, perenne extravió en la mirada del tiempo. Reencuentro infinito, signo a signo, letra a letra, palabra tras palabra, verso a verso y poema tras poema; en este remolino de sonidos el poeta es puño que libera el ritmo del corazón y la métrica del alma. Esto sucede cuando la poética recoge los acentos para quitar peso a las palabras, para hacer de su trabajo literario un cúmulo de ideas entrelazadas a la ética, la estética, la retórica y sobre todo a la poética, elementos bases que posee EL VUELO DEL ÁNGEL donde:

Todo forma un carnaval de letras…
Cuando escuché la agonía del verso
empecé amansar las ideas.
La blancura se resistía a ser mancillada
con palabras desgastadas
           de otra dimensión
           de alguna era vestida de misterio.

Y brotó de la virgen superficie: el poema.

Como ya dije antes: el arte por el arte mismo, trae consigo la capacidad de asombro, ésta se bifurca y explota en todas direcciones, dicho fenómeno metafórico nos da entender de una manera figurativa, que la poesía es la única prueba concreta de la existencia del hombre. Tal hipótesis es apoyada por la poética que acontece en el reflejo del arte, por medio del cual los creadores esfuminan sus emociones como quien separa los colores del arco iris por de la luz en la mirada. Nada más confiable que el creador de letras se dedique a leer antes de escribir, y haga de la lectura diaria el cimiento de su poética. Y más allá del silencio, su huella río de palabras contará su historia. Es entre libros que la madre filosofía despliega su pensamiento lúcido y cobija al poeta con la magia de la poesía. Palabra que vive y siente, que piensa y reflexiona, que alumbra y transmite; y cual transfusión sanguínea, devuelve la vida al pensamiento. Basada en versos vallejianos, asistimos al eco de Nací un día que Dios estuvo enfermo para retomar su arte poética:

Todo cuanto acontece ya en el fondo, ya en la forma de EL VUELO DEL ÁNGEL, conlleva luz, magia, ritmo, cadencia; todo dentro de los cánones del verso libre, sin importar tiempo ni espacio, ahí donde:

…el alfabeto se pobló con nuevas épocas
que guardé junto al pecho
 / muy cerca de la perversa poesía
que llevabas a cuestas.

En conclusión: el arte poética es la forma en que el poeta entrega a sus posibles lectores sus emociones. El arte poética es un triángulo complementario, formado por el cerebro, el corazón y el sentimiento; este último, eslabón entre el sentir y el pensar de la conciencia donde la inspiración nunca duerme... Por medio del arte poética visualizamos plenamente la vida en todos sus tiempos –presente, pasado, futuro–, aquí en este instante, mis cinco sentidos entienden que nuestra madre Poesía no ha dejado, ni dejará de parir ideas en la memoria de los poetas por los siglos de los siglos.



[1] Gorostiza, José. Poesía y poética. 1ª edición, Fondo de Cultura Económica, Colección: Lecturas mexicanas, México, 1964, p 9.
[2] Argüelles, Juan Domingo. El poeta y la Crítica (Grandes poetas hispanoamericanos del siglo XX como críticos). Colección: Poemas y ensayos. 1ª edición, UNAM, México, 1998, p10.
[3] Desde el fondo de mi alma, Alicia Acosta.1ª edición, edtorial JUS, 1982, p 106.
4 El espejo de agua, Vicente Huidobro, Biblioteca Orión, Buenos Aires, 1916.

12/10/2017

A flor de piel, de Víctor Manuel Vázquez

Este poemario es un testimonio de amor, pero no de aquel que abrasa y se consume como un incendio voraz; sino del sereno, el que se aviva con un soplo de viento y se levanta entre las cenizas con la sutileza de un  poeta que no busca la flama sino el calor.
            Víctor Manuel Vázquez, autor del libro de relatos A mitad de la lluvia (Ediciones Papalotzi, 2010), vuelve con este libro a su vocación poética y entrega su impulso creativo al verso breve y en voz queda. La palabra se levanta como una  flor que ha sobrevivido y resiste con madurez sobre las ruinas del tiempo. Es un poemario escrito en la distancia, con la melancolía de quien anhela sobrevivir en los lazos de la familia ausente.
            A flor de piel rinde homenaje a quienes conservan la llama de nuestro amor terrenal: la mujer amada, los hijos y los hermanos distantes, así como la madre, quien encarna todas las dimensiones de ese amor y representa el origen y el fin, como lo señala el autor: Sólo tu vientre sabe que voy / rodando sobre la propia / sombra de mi destino.
            En tanto que la madre es mujer y tierra, también rinde un tributo a la naturaleza, sin mayor pretensión que la de hacer pasar la poesía como un soplo diminuto en nuestros oídos, igual que lo hacen aquellas cosas que penetran hasta el alma.
           
Berónica Palacios

Dante Alejandro Velázquez

06/08/2017

Puntos de venta

Buen día, amigos lectores. Estos son nuestros puntos de venta en Guadalajara y Lagos de Moreno

03/07/2017

Nuevos títulos


Nuevos títulos de Ediciones Papalotzi. El factor Karamazov, novela de Óscar Palacios, y Remanso de mil aguas, plaqueta de Berónica Palacios. Solicítalos.

24/02/2017

Artemio González recibirá el Premio Francisco González León 2017


Con motivo de las actividades que conmemoran el 454 aniversario de la fundación de Lagos de Moreno, la Dirección de Cultura y Educación del Municipio y la revista Papalotzi organizan el IV Encuentro de Poetas "Francisco González León", que se efectuará los días 24 y 25 de marzo en la Casa de la Cultura de Lagos de Moreno. Se desarrollarán mesas de lectura, conferencias, maratón de poesía, música, taller de creación, mesa de editoriales, tendedero poético y poesía urbana. Nuevamente tendremos la oportunidad de conocer un panorama actual de la lírica en el estado y abrir un espacio de convivencia entre autores y lectores de la región, sumando voces de Guanajuato y Aguascalientes.
En el marco de este evento, se entrega, desde el año 2013, el premio “Francisco González León”, como un homenaje al entrañable poeta de la provincia y con el fin de reconocer la trayectoria de aquellos autores cuya obra ha contribuido al enriquecimiento de la poesía jalisciense y mexicana. Los anteriores galardonados han sido Ernesto Flores (2013), Patricia Medina (2014) y Luis Armenta Malpica (2016)
Este año, el Comité Organizador decide otorgar dicho premio a Artemio González García, poeta, dramaturgo y ensayista arandense, quien es autor de una obra poliédrica que transita de la tradición a la posmodernidad y es, además, el último exponente de una generación formadora de múltiples poetas jaliscienses, al lado de Arturo Rivas Sáinz y Adalberto Navarro Sánchez. El premio se entregará el próximo 25 de marzo a las 19:00 horas y consta de una obra en relieve del pintor Eleazar Lázaro Prado.
Artemio González García Nació en 1933, en Arandas, Jalisco. Es poeta, narrador, dramaturgo y ensayista, hijo del reconocido filósofo José González Martínez. Ha publicado los libros Erial del cero (1967), Estrellas de la obscura miscelánea (1969), Orfandad de la flor (1969), El velador de espantos (1974), La eternidad del humo (1982), La luz bajo la piedra (1984), Entre los simulacros y los signos (1994), Coloquio de silencios y otros cuentos (1971), La traducción del polvo (2002), Escritores jaliscienses / Esquemas hermenéuticos (2004), Oficio de solista y solitario. Antología personal (2004), entre otros. Fue cofundador del Ateneo Summa, encabezado por Arturo Rivas Sáinz en 1970. Ha sido colaborador de El Informador, de revistas como Summa, Esfera, Cuadernos de literatura, Juglares y alarifes, Ventana interior, entre otras. Ha sido incluido en varias antologías, nacionales e internacionales. Fue titular de la Dirección de publicaciones de la Secretaría de Cultura Jalisco (1994-2000) y Premio Jalisco 2011.

COMITÉ ORGANIZADOR

Berónica Palacios Rojas
Dante Alejandro Velázquez
Blanca Rocío Serrano Rangel
Elba Esperanza Núñez García
José Manuel González Hernández
Juan Marcos Chávez  Cajiga

COMITÉ HONORARIO

Juan Alberto Márquez de Anda
Presidente Municipal de Lagos de Moreno

Francisco Rafael Torres Marmolejo
Regidor titular de la Comisión de Promoción Cultural, espectáculos y ciudades hermanas

Hugo Reyes García

Director General de Cultura y Educación

27/01/2017

Perfil de niebla, de Julio César Aguilar


Perfil de niebla, reciente título de Julio César Aguilar, aparece como una gran interrogante sobre la condición del sujeto ante la maravilla del universo, aun con sus cimas y sus abismos. Es un conjunto de poemas que suceden entre el sueño y la vigilia, entre la vida y la muerte, entre el amor y sus despojos, dejando la duda como efecto final.
Mientras la poesía que se escribe desde la juventud es fuego y empuña arrebatos y malabares a veces riesgosos, en Perfil de niebla sucede lo contrario: los versos son discretos y abrevan en la quietud de una voz con oficio y disciplina. Es un signo de la madurez del poeta, quien desgaja en silencio sus preguntas y sabe esperar posibles respuestas. Es un libro para deleitarse en lo breve y lo sereno, como bebiendo un café o un vino, con paladeos y no tragos de sediento. Es, en fin, el mundo puesto en los sentidos con la frescura y la suavidad de un nublado amanecer. Dante Alejandro Velázquez

Perfil de niebla
Julio César Aguilar
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, 2016
ISBN: 978-607-8490-11-0

106 pp.

03/01/2017

Cuatro Estaciones


Cuatro estaciones es el proyecto literario que Laura Cardona, Martha Eugenia Colunga, Ma. Teresa Figueroa y Cecilia Magaña ponen en manos de quienes aman el género narrativo.
Son dieciséis relatos en los que la mujer es protagonista de la cotidianidad y las pasiones humanas. Su aprendizaje de vida es retratado en cuatro tiempos: primavera, verano, otoño e invierno; estaciones del año que son, a su vez, la representación de épocas cronológicas y emocionales de los personajes y su relación con el mundo.
Más que un libro a cuatro manos, Cuatro estaciones es producto del trabajo colaborativo, convergente, que sus autoras idearon y han lanzado a los cuatro vientos, pasando por intensas sesiones de creatividad y autocrítica. Una obra recomendable para quienes disfrutan de una narrativa sensata, sin más pretensión que describir la cotidianidad con rigor literario.

Cuatro Estaciones
Laura Cardona, Martha E. Colunga, Ma. Teresa Figueroa y Cecilia Magaña
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, 2016
ISBN 978-607-8490-03-5

136 pp.

27/12/2016

En el blanco. Reseña de Longitud de mira (2010-2015) de Sergio López Mena


Andrés Guzmán Díaz

Con amor, ediciones Papalotzi publicó en septiembre de 2016 el libro Longitud de mira (2010-2015) escrito por el laguense Sergio López Mena (1951), doctor en Letras y autor de Los caminos de la creación en la obra de Juan Rulfo, Diccionario de la obra de Juan Rulfo, Perfil de Juan Rulfo, Diccionario laguense de hombres y mujeres ilustres, Estudios laguenses, Portafolios, El ser y el tiempo de Lagos de Moreno, entre otros títulos.
            Toma poco tiempo leer el libro en su totalidad, pues consta de ochenta y seis páginas —tamaño aproximado de media carta— divididas en los cinco años del periodo mencionado en el título y utiliza un tamaño de fuente cómoda para leer, sin llegar a ser grande de más. Asimismo, aunque la extensión varía según la idea, suele tratarse de apartados cortos: “El Nobel de medicina” y “El Día de la Lengua Materna” son los más breves (diez líneas) y “Las mascotas” es el más extenso (veinte líneas).
            Resulta difícil catalogar a este libro, ya que recopila algunas de las ideas que el autor expresó en la primera mitad de la década 2010 en el noticiario Señal informativa en Lagos de Moreno, Jalisco, de la Red de Radio de la Universidad de Guadalajara. En todos los casos, López Mena asocia u origina sus ideas con la actualidad de México, de Jalisco y de Lagos de Moreno. No todas las veces es crítico; muestra, en cada uno de los apartados, una capacidad asombrosa de nutrirse de información, sobre todo cuando se trata de temas que uno pudiera considerar ajenos al ambiente literario, como el de “La economía”. Sin embargo, es esta mezcla heterogénea de fuentes que maneja López Mena en sus apartados lo que le da su carácter crítico: aunque sí sea su intención, se podría decir que cualquiera que investigue lo que él investigó llegaría a una conclusión similar. En “Los huicholes”, por ejemplo, dice: “No son novedad las notas sobre las penurias que pasa la gente de los pueblos originarios. La prensa de Lagos ha aludido a huicholes [wixaritari] y a otomíes que se hallan en las calles en situación precaria” (López Mena, 2016: 63).

            La valoración completa de Longitud de mira se obtiene cuando se recuerda que aquellos textos concisos y críticos sin mucha profundidad fueron emitidos en la radio. De manera que era necesario ser preciso y, en esta precisión, criticar, no con meras impresiones subjetivas, sino con la información que López Mena encontró y que resulta valiosa en cuanto que otorga más perspectiva, una perspectiva tan certera como en una longitud de mira: López Mena da siempre en el blanco.

López Mena, Sergio
Longitud de mira (2010-2015)
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, México, 2016
ISBN 978-607-8490-08-0


03/03/2013

I Encuentro de Poetas "Francisco González León"


Con motivo de las actividades que conmemoran el 450 aniversario de la fundación de Lagos de Moreno, la Dirección de Cultura y Educación del Municipio y la revista Papalotzi, organizan el Primer Encuentro de Poetas "Francisco González León", que se efectuará los días 16 y 17 de marzo en la Casa de la Cultura de esta ciudad. En el evento se desarrollarán mesas de lectura, conferencias, un maratón de poesía, sesiones musicales y mesa de editoriales.  Así mismo, será una oportunidad para  conocer el panorama actual de la lírica en el estado y un espacio de convivencia entre autores y lectores.
Entre otros poetas, procedentes de diversas regiones de Jalisco, estarán Alejandro Zapa, Ángel Rafael Nungaray, Raúl Bañuelos, Berónica Palacios Rojas, Blas Roldán, Daniel Aranda Picón, Abril Medina, Manuel Guerrero, José Manuel González Hernández, Miguel Becerra López, Jorge Orendáin Caldera, Jorge Souza, Carlos Chávez, Diana Narváez, Irma Estela Guerra, Kyliel Casillas, Leticia Cortés, Lizeth Sevilla, Luis Armenta Malpica, Dante Alejandro Velázquez, Marco Antonio Gabriel, Mario Z. Puglisi, Patricia Velasco, Roberto García, Sergio Fong, Sihara Nuño, Arturo Accio, Verenice Miramontes, Zelene Bueno, Neri Tello y Gustavo Íñiguez. La intervención musical estará a cargo del guitarrista Juan Prado y del trío Arpas de Chapala.
En el marco del evento se entregará por primera vez el Premio “Francisco González León”, que se instituye como un homenaje al entrañable poeta de la provincia, y tiene como fin reconocer anualmente la trayectoria de aquellos autores cuya obra contribuya al enriquecimiento de la poesía en nuestra región. El primer galardonado será el poeta, investigador y narrador Ernesto Flores,  quien se ha destacado como un emérito constructor de la palabra y un protagonista en el rescate de la memoria poética del siglo XX.
Ernesto Flores es un personaje fundamental en la poesía occidental de México. Nació en Santiago Ixcuintla, Nayarit, en 1930. Estudió odontología en la Universidad de Guadalajara y ha sido director fundador de las revistas Cóatl, Esfera, La Muerte, Revista de la Universidad de Guadalajara y Textos. Ha publicado los libros de poemas A vuelo de pájaro (Cóatl, 1969), El pasado es un país desconocido (Departamento de Bellas Artes, 1975), El viaje (UNAM, 1978), Mensajes desde el olvido (FCE, 1998), Todos somos los ángeles oscuros (Biblioteca de Textos Universitarios, 1998) y la antología El agua pasa pero el cauce queda (Gobierno de Nayarit / La Zonámbula, 2010). Su trabajo como investigador lo ha llevado a publicar la obra de dos poetas imprescindibles de Jalisco en los libros Francisco González León. Poemas (FCE, 1990) y Alfredo R. Plascencia, otro Adán expulsado (UNAM, 2009). Es Miembro Correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua desde 1995 y Maestro Emérito de la Universidad de Guadalajara (1996). Asimismo, ha recibido el Premio Lagos de Poesía (1960), el Premio Jalisco de Literatura (1961) y el Premio de Poesía Juan de Mairena (2008), entre otras distinciones.
El premio es una réplica de la estatuilla del poeta Francisco González León, espléndida obra del recientemente fallecido artista plástico Carlos Helguera Soiné, y se entregará al cierre del encuentro, el 17 de marzo, de manos del Lic. Hugo René Ruiz Esparza, Presidente Municipal de Lagos de Moreno.

Comité Organizador
Fernando Solana Olivares
Berónica Palacios
Dante Alejandro Velázquez

12/10/2012

Tendedero de adioses, de Jesús Baldovinos


“Es tu vocación como de agua, Muerte / la que diluye nuestros cuerpos” dice uno de los poemas que constituyen este libro, en el que Jesús Baldovinos enuncia que la vida no tiene un sólo adiós, sino múltiples despedidas. Búscalo y disfruta estos versos construidos en los continentes de la nostalgia.
Jesús Baldovinos Romero (Lázaro Cárdenas, Michoacán) es narrador, poeta, promotor cultural y fotógrafo. Es fundador de Sueño colectivo y de diversos talleres litrerarios. Ha publicado varios libros de narrativa y aparece en diversas antologías a lo largo del territorio nacional. Este es su primer poemario.

Tendedero de adioses
Género: poesía
Jesús Baldovinos Romero
Ediciones Papalotzi
ISBN 978-607-8019-69-4
80 pp

05/07/2012

Lo aquello, de Israel Rosales

“En este poemario: Lo aquello es una vertiente metafísica y filosófica de Lo junto, donde el objeto consustancial de la poesía nos acerca, nos aproxima a nuevos lindes por revelar. Cantando, siempre cantando, y decantando las formas más sencillas y sublimes del acto humano y animal. En este tercer poemario de Martín Rosales el tiempo y lo sucedido en sus lapsos juegan un papel trascendental y determinante para subsistir”. Hugo Plascencia.

Lo aquello
De Israel Rosales
Ediciones Papalotzi, colección de bolsillo.
Portada: José Fors
32 pp.

01/05/2012

Festejo de madrugada, de Kyliel casillas

El amor, la soledad, el silencio son núcleos temáticos persistentes en la escritura de Kyliel, recortados siempre contra esa naturaleza cuya presencia tiene peso, humedad y fronda. En esa búsqueda temática, la poeta explora en la sonoridad y en la materialidad del lenguaje, hace rupturas formales en la sintaxis y en la construcción misma de las palabras, exploraciones todas de las que sale airosa. María Teresa Andruetto.
Festejo de Madrugada (poemas)
Casillas, Kyliel
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, México, 2010
14 X 21.5 cms
ISBN 978-607-8169-39-9
72 pp.

15/04/2012

Una esperanza de vida, de Ramón L. Morales


El autor nos cuenta en esta historia, los aciertos y desaciertos con los que se enfrentó antes de conocer su estado de salud. Ramón Morales se convierte en el personaje protagónico de Una esperanza de vida, pues narra minuciosamente los pasos que tuvo que seguir antes de saberse enfermo de IRC. El descubrimiento de su enfermedad se hace cuando el Ramón de carne y hueso quiere realizar una labor altruista (donar sangre). La doctora encargada de darle la noticia de no ser apto para donar sangre se dirige a él en forma despectiva y carente de profesionalidad. Desde ese momento, el autor dirige una fuerte crítica a la ausencia de profesionalismo y sensibilidad que ejercen algunos doctores dice que si apoyaran: “a comprender la enfermedad, a aceptarla y acceder al trasplante, creo que mucho de lo que pasamos jamás hubiera ocurrido La mayoría deja el protocolo de trasplante buscando una cura que aún no existe”.
Entonces, inicia su peregrinaje lleno de escepticismo hacia todo, pero con la firme esperanza de lograr la cura a su enfermedad que cada día lo iba consumiendo. Ni la orino terapia, ni la homeopatía, ni los tés de micle, ni las palabras de un brujo, o los cariños de su familia lo salvaron de la introducción de un catéter muy fino por la vía urinaria hasta llegar a la vejiga. Proceso traumático, sin embargo, ayudó a su progreso y a que conservara la vida.
Una esperanza de vida es un libro testimonial en donde el autor da cuenta de miedos e intenso amor que siente por la vida. Berónica Palacios Rojas.


Una esperanza de vida

Autor: Ramón L. Morales

Ediciones Papalotzi

ISBN 978-607-8169-41-2

Guadalajara, 2012

144 p.p.

12/01/2012

Mis días robados, de Arturo García Torres


La vida de Isaura López Barajas es un viaje de sombras y fulgores. Su infancia, entristecida por la marginalidad, le otorgó una fortaleza que se convirtió, al paso de los años, en ejemplo de dignidad y de trabajo. En est ...e libro, las historias de Isaura se convierten también en un testimonio de la provincia mexicana del siglo XX y en un homenaje a Chapala, la tierra que se arraigó en su corazón desde pequeña, con su gran laguna, sus contrastes sociales y, sobre todo, un paisaje luminoso. Es un texto donde el goce de la esperanza moverá a todos aquellos lectores ansiosos de una narrativa vital…” Dante Alejandro Velázquez.



García Torres, Arturo
Mis días robados
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, México, 2012
ISBN 978-607-8169-320
124 pp y diez láminas en couché

15/11/2011

Fiebre lìquida, de Juan Manuel Islas Vargas

Los senderos del erotismo se trasladan a la palabra en Fiebre líquida, donde Islas Vargas reúne poemas encendidos sobre la pareja y sus intrincados deseos. Recorrer este poemario es abordar los vuelcos de la piel y del sudor, la metáfora sutil y los placeres que se encarnan a media luz. Se me abrirá tu cuerpo cuando caiga el día, dice uno de los versos que emanan de la voz efervescente que inunda estas páginas.
Juan Manuel Islas Vargas es un abogado que trabaja en el Instituto Federal Electoral. Ha combinado su profesión con actividades como el boxeo, el karate, el ajedrez y, por supuesto, la literatura. Fue colaborador del programa de radio que da nombre a este libro y actualmente cursa el taller de poesía en la Casa del Lago Juan José Arreola.

Islas Vargas, Juan Manuel
Fiebre líquida (poesía)
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, México, 2011
14 x 21 cms
Portada: Antonio Florez
ISBN 978-607-8169-23-8
112 p.p.

Subversivo, de Cristóbal Orozco Nuñez



Subversivo es la ópera prima de Cristóbal Orozco, quien apuesta por una poesía vertiginosa, que se desploma sobre los andamios de la voluntad. Los versos de este libro andan desnudos, sin consideraciones formales, oponiéndose a un mundo posmoderno que parece no sostenerse sin el uso del artificio y la simulación.
Cristóbal Orozco es un escritor tapatío que apenas emerge. Pertenece al Perro Taller Literario y es aficionado a la fotografía.

Orozco Núñez, Cristóbal
Subversivo (poesía)
Ediciones Papalotzi
Guadalajara, México, 2011
14 x 21 cms
Portada: Ivonne Ruth Loza
ISBN
86 p.p.

13/08/2011

Papalotzi en Ágora Guadalajara








El viernes 12 de agosto estuvimos en el programa Polvo y ceniza, que conduce Gloria Aceves. Nuestra directora, Berónica Palacios habló de la labor que desarrolla Papalotzi, mientras que lña señora Guadalupe Martín de la Torre comentó el libro Bajo la luz de la oscuridad, autoría de Francisco Javier Aguilar Martín, que en breve será presentado al público. Jaraneros de Jalisco, encabezados por Carlos Ochoa comentaron su trabajo en el quehacer musical y nos deleitaron con algunos sones jarochos. Ágora Guadalajara es un proyecto de televisión por internet que poco a poco se consolida como una alternativa en los medios locales. Gracias a nuestros anfitriones.

12/08/2011


Cuál es la puerta aguardando / la sombra que soy… con estos versos parte el recorrido de La consigna y el milagro, poemario signado por periodos en los que el dolor y la contrariedad velan los primeros años de un individuo, quien se asume como una voz en permanente duda y adquiere conciencia en los actos y en el descubrimiento de su circunstancia, por triste que esta sea.
En este libro, Julio César Aguilar extiende un mapa de la infancia, en el que la poesía es el regulador de los emisarios que proceden de la experiencia individual y arrojan a media voz sus vértices: el dolor y la alegría, en un discurso escrito en voz baja, sin los aspavientos de algunos poetas contemporáneos. Reconoce que el mundo personal no se construye con certezas, sino con interrogantes en las cuales habitan sombras y luces. No es un mundo que se explica, sino un mundo que se describe
La consigna y el milagro ha sido traducido a varios idiomas. Ahora Ediciones Papalotzi presenta esta versión español-árabe de la poeta egipcia Omnia Zakaria Amin.
Julio César Aguilar (1972) es poeta, editor, ensayista y traductor. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, polaco y persa. Es autor de Rescoldos (1995), Nostalgia de no ser mar (1997), El desierto del mundo (1998), Orilla de la madrugada (1999), Illuminated Mysteries/Misterios iluminados (2001) Una vez un hombre (2004) y Transparencia de lo invisible/Transparency of the Invisible (2006), entre otros libros.



Aguilar, Julio César.

La consigna y el milagro

Ediciones Papalotzi

Guadalajara, 2011

ISBN 978-607-8169-06-1

84 pp.

27/06/2011

Ecopirata, de Eduardo Rincón-Gallardo

"Todos los seres que compartimos este planeta hemos evolucionado a través de millones de años. Pero la humanidad ha perdido el rumbo y se ha olvidado de sus valores básicos. También se ha multiplicado tanto que sus acciones ya comienzan a afectar a todo el planeta, a sus seres vivos, sus plantas, su atmósfera, sus mares y montañas". En este nuevo título de Ediciones Papalotzi descubrirás la experiencia de Edvard Svensk, un pirata-poeta que en Bahía de Banderas inicia una aventura que lo llevará a reflexionar sobre el respeto a la naturaleza y a la humanidad. Una lectura para chicos y grandes.

Título: Ecopirata
Género: Cuento
Autor: Eduardo Rincón-Gallardo
Ediciones Papalotzi
México, 2011
ISBN 978-607-8169-016
40 p.p.

05/06/2011

Un canto me demanda



Un canto me demanda, memoria de poesía laguense es una selección que recorre más de cuatrocientos años de poesía en Lagos de Moreno (Jalisco). Se trata de una fotografía de familia en la que el lector encontrará desde poetas reconocidos hasta autores con escasa difusión y jóvenes emergentes. Esta obra recupera para el lector reciente la tradición literaria local, la cual se reinventa día a día.

Poetas seleccionados: Juan Bautista Corvera ● Pedro de Trejo ●Celestino González ● Agustín Rivera y Sanromán ● José Rosas Moreno ● Ramón H. Iriarte ● Ruperto J. Aldana ● Bernardo Reina Reyes ● Antonio Moreno y Oviedo ● Francisco González León ● José Becerra Villalobos ● Rafael de Alba ● Alfredo J. Becerra ● Francisco de Alba Gómez ● Federico Carlos Kegel ● José de Jesús Torres ● Gabriel López Arce ● José Villalobos Ortiz ● Vicente Veloz González ● Francisco Guerrero Ramírez ● José Pérez Moreno ● José I. Correa ● Adalberto Navarro Sánchez ● Jesús Martínez Ramírez ● Flavia Duncan ● Rodolfo Revilla ● Hugo Gutiérrez Vega ● Víctor Hugo Lomelí ● Ygnacia Cervantes ● Hugo René Ruiz Esparza ● Lourdes Jiménez ● Blanca O. Chávez ● María de los Ángeles Aldana ● Irma Estela Guerra ● José Manuel González ● Adriana Cecilia Avelar ● Dante Alejandro Velázquez ● José Luis Rosas Luna ● Francisco Ramos ● Juan Manuel Islas Vargas ● José Miguel Becerra López ● Beatriz Ortiz Wario ● Iván Montán ● Daniel Picón ● Dalia Zamora ● Andrea Aguiñaga ● Román Villalobos.


Un canto me demanda. Memoria de poesía laguense. Dante Alejandro Velázquez, compilador. Ediciones Papalotzi. Guadalajara, Jalisco. 2011. ISBN 978-607-8169-02-3. 188 p.p.